Metodología de Traducciones MON

Cómo trabajamos

En Traducciones MON la traducción de un documento, la traducción jurada de una escritura o la corrección de un artículo científico se resumen en 3 pasos: presupuesto, aceptación, recepción. A menudo este proceso dura apenas unos días; en algunos casos incluso menos. Pero detrás de estos tres pasos hay todo un equipo trabajando para que todo sea un sencillo y rápido trámite.

Lo que ves

Pide presupuesto

Si nos dices lo que necesitas recibirás un presupuesto detallado y sin compromiso por correo electrónico o por WhatsApp.

Aceptación

Cuando aceptas el presupuesto estás a un solo paso de recibir los documentos que necesitas

Recepción

El día acordado recibes los documentos como tú quieres: por correo electrónico, en persona, por WhatsApp...

Lo que no ves

1. Análisis de los documentos

Antes de empezar a trabajar con los documentos hay que visionarlos y leerlos. Un Word, un pdf, una fotocopia, un enlace a una web, un paquete de xml, un fichero de audio... Cada documento necesita un tratamiento específico. En algunos casos varios profesionales deberán actuar sobre los documentos antes de que el traductor pueda empezar su trabajo. La tarea del analista es importante para sistematizar todo el proceso de traducción y para ahorrar tiempo y costes de traducción. A la vista de los documentos, el anaslista deberá determinar su extensión, su tipología, el tema sobre el que versan, su formato, su finalidad, los recursos tecnológicos necesarios para procesarlos y los problemas que pueden surgir durante todo el proceso hasta la entrega final. En este paso se crea el plan de trabajo, imprescindible para determinar la fecha exacta de entrega.

2. Selección del equipo

En un proyecto de traducción pueden intervenir entre 3 y varias decenas de personas. Seleccionar a los profesionales adecuados (analistas, procesadores, traductores, gestores, revisores, maquetadores, etc.) es importante no solo para seguir un proceso estándar sino también para elegir a los mejores en cada tema: arte, derecho, TI, historia, economía, medicina, etc. Traducciones MON cuenta con cientos de profesionales de la traducción que le permiten ofrecer siempre el mejor servicio tanto para un proyecto de corto recorrido como para proyectos multilingües de alto volumen.

3. Gestión terminológica (data mining)

En cualquier texto la terminología es tan importante como la redacción. La terminología, con todo, requiere un trabajo específico. El traductor deberá familiarizarse con los términos específicos del texto que debe traducir. Por eso son importantes los glosarios, las bases de datos terminológicas y las fuentes normativas y oficiales de cada idioma. Extraer la terminología y la fraseología de un texto, buscarla en documentación del sector, en herramientas lingüísticas normativas y en diccionarios especializados permitirá al traductor utilizar las palabras exactas en el proceso de traducción.

4. Traducción

¡Esta es la sala de máquinas! Traducciones MON trabaja únicamente con traductores titulados y experimentados. Gracias a los pasos previos a la traducción, el traductor se puede centrar exclusivamente en la redacción del texto, donde utiliza los términos precisos y las expresiones más adecuadas para cada contexto.

5. Quality Assurance

La traducción ya está terminada: terminología exacta y redacción impecable. Ahora hay que sacarle brillo para que, además de ser perfecta, se vea que es perfecta. El revisor se encarga de garantizar que la calidad esperada es efectivamente la calidad final del texto. En estrecha colaboración con los traductores, los gestores de terminología y los expertos de cada ámbito (economía, legislación, biología, ingeniería, TI, medicina, etc.), el revisor deja los documentos listos para entregar.

Rellena el formulario y te daremos respuesta lo antes posible: